Carta Natal: la importancia del Sol y la Luna

By salud360 / 21 Diciembre, 2015

En una carta natal se expresan diez planetas, o sea diez formas de manifestación de la energía.

El sol y la luna son dos de ellos. El sol es una estrella y la luna es un satélite de la tierra, pero a ambos, para sintetizar se los nombra como planetas.

En astrología también se los llama luminariasEl sol es el centro del sistema solar. Alrededor de él, los nueve planetas restantes recorren sus respectivas órbitas. Es el dador de vida, irradiando luz, calor y energía, siendo imprescindible para la vida en la tierra.  Por lo tanto en la vida de una persona, el sol representa su centro, su yo íntimo y personal, su energía vital, su poder creativo.

El sol está ligado al propósito existencial, a la voluntad del individuo, es la luz que guía a un individuo hacia el futuro, representando el desarrollo del ego. Como es pura luz, el sol simboliza lo consciente y en consecuencia su madurez se puede apreciar mejor en la edad adulta.

En una carta femenina representa a la figura masculina que mayor influencia haya tenido sobre ella, así como el desarrollo de su individualidad en un sentido profesional y social.  El signo en el cual se emplaza el sol muestra una cualidad básica en la vida del individuo.  La expresión del sol se va a matizar con la energía representada por cada signo, pudiendo acrecentar el calor natural del mismo o disminuirlo.

carta-natal-sol-luna

La luna representa la energía más primitiva y conocida para cada persona. Está íntimamente conectada con las emociones, con los afectos y los deseos.

Es la mediadora entre el pasado y el presente. Nos habla de nuestro inconsciente, pues constituye nuestro primer refugio, donde nos sentimos cobijados por nuestra madre (representa también a la madre del poseedor de la carta natal) que nos nutre y nos cuida.

De ahí que dependiendo de la forma en que nos vinculemos con ella en la primera infancia, va a constituir nuestra forma de conectarnos con nuestras emociones más profundas y primitivas.

En consecuencia estas emociones van a ser la fuente de nuestros hábitos. Cada vez que nos sintamos desprotegidos vamos a recurrir a nuestra energía lunar particular. Y esta particularidad la podemos ver en el signo en que se encuentre nuestra luna.

Si llevas esta energía a la conciencia y la observas, puedes empezar a reconocerla y así convertirla en un talento.

About the author

salud360

Leave a comment: